Ir al contenido | ↓ Ir a la navegación principal del portal

Lunes, 18 de Diciembre de 2017
"Año del Buen Servicio al Ciudadano"

Contenido

Pedro Villena Hidalgo

Pedro Villena HidalgoNació el 3 de setiembre de 1940 en Andaray (Arequipa). Estudió en el Colegio Nacional Independencia Americana (Arequipa) y en la Universidad Nacional del Litoral (Santa Fé - Argentina), obteniendo el título profesional de Ingeniero Químico. Prosiguió estudios en España y Francia.

Ha sido profesor Universitario Auxiliar de la Universidad San Cristóbal de Huamanga (1972), profesor Universitario Asociado de la Universidad San Cristóbal de Huamanga (1976). Profesor Principal de la misma Universidad y, tuvo a su cargo el rectorado de la Universidad de 1989 a 1994.

Fue Ministro de Educación (1994 - 1995) y Presidente del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología CONCYTEC de (1995 - 1996).

El Ing. Pedro Villena estaba convencido que la valorización de la Educación era fundamental para iniciar un proceso de largo plazo apuntando al despegue científico, tecnológico, cultural y económico del país.

Al retirarse del Ministerio de Educación, fue designado Presidente del CONCYTEC, donde aceleró las acciones tendientes a la promoción de la ciencia y tecnología en los centros escolares.

Impulsó la Feria Nacional Escolar de Ciencia y Tecnología, logrando atraer la atención y el apoyo de Instituciones privadas y estatales. Se preocupó por la colaboración entre la Universidad y la Empresa.

En relación a la educación, sus obras más importantes son: "La Universidad y su Perspectiva"; "Plan de Funcionamiento de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga"; "Comentarios sobre la Ley Universitaria, ley Nº 23733".

Murió el 2 de octubre de 1996, en un accidente de aviación, dejando viuda a la señora Irene Yauck de Villena y una ausencia irreparable a sus dos hijas, Bettina y Lorena.

LA UNIVERSIDAD DE HUAMANGA

Escribe Ing. Pedro Villena Hidalgo

Entrega y dedicación a la comunidad universitaria, que una vez más puso de manifiesto en este articulo alcanzado, pocos días antes de dejarnos, a la revista Ayacucho del Perú y América. Tierras del Perú profundo que le acogieron y por las que él guardaba especial aprecio.

Llegamos a Ayacucho, como quien huye de Lima por la delincuencia, por la presencia de basurales y por la gran pérdida de tiempo en viajes interminables de la casa al centro de trabajo y viceversa, ganamos un concurso y recibimos la invitación para viajar a Ayacucho "Rincón de Muertos". Encontramos una ciudad que se caía a pedazos, pero había un trajinar que terminó con el aislamiento, con la tranquilidad y con el aburrimiento. El Sesquicentenario de la Batalla de Ayacucho que se celebró con presencia de mandatarios de Venezuela, la de los "petrodólares", de Bolivia y personalidades de Argentina, Chile, Colombia, Uruguay, Ecuador, etc.

En 1974, gracias a los 150 años de la Batalla de Ayacucho y al gobierno que presidía el General Velasco Alvarado, Ayacucho tuvo aeropuerto, televisión y el Centro Cultural Simón Bolivar, estadio ciudad de Cumaná, pistas asfaltadas, etc. Es decir, Ayacucho se transformó.

¿Por qué se funda la Universidad de San Cristóbal de Huamanga el 3 de julio de 1677?

Porque el Obispo de Huamanga Cristóbal de Castilla y Zamora quería servir a su rey, dar estabilidad a su obispado propagando la fe y beneficiar a sus vasallos que eran "habitantes pobres y necesitados que no tienen substancia para ir a buscar letras a otras universidades y por ser esta ciudad barata y de buen temple, y por ello a propósito para estudios generales.

El 31 de diciembre de 1680, el rey Carlos II, por Real Cédula le da a la Universidad la categoría de Real, quedando desde esa fecha como Universidad Real de San Cristóbal de Huamanga y el 20 de diciembre de 1682 al Papa Inocencio XI expide la Bula correspondiente, convirtiendo al Centro de Estudios en Pontificia Universidad de San Cristóbal de Huamanga, con regalías y privilegios de las Universidades de Lima, México, Salamanca y Valladolid.

Desde su fundación hasta entrar en funcionamiento la Universidad Real y Pontificia de San Cristóbal de Huamanga, tiene que luchar contra la burocracia del virreinato y contra el orden establecido representado por el tenor de la "Real Universidad de esta ciudad la Primera y Mayo de este Reino".

O sea la "Real Universidad y Estudio General de San Marcos", que consideraba la fundación de la Universidad de San Cristóbal de Huamanga como no necesaria ni conveniente, ya que podía ser deteriorado el crédito de la Real y Mayor Universidad de San Marcos, Diego Ladrón de Guevara fue el encargado de luchar contra los privilegios y de aceptar ser considerada como Universidad Menor.

Habían transcurrido 26 años para conseguir la autorización del funcionamiento de la Real y Pontificia Universidad de San Cristóbal de Huamanga.

El trámite en España para conseguir la Real Cédula demoró tres años para la Bula Papal y para conseguir la autorización de funcionamiento en Lima demoró 21 años, podemos afirmar que la burocracia virreinal era más lenta que la del Reino Terrero de Madrid y Reino Espiritual de Roma, realmente "éramos más papistas que el Papa" y "más realistas que el rey".

Podríamos afirmar que tres eran los objetivos fundamentales de la Real y Pontificia Universidad.

1. Propagar la religión Católica entre los "indios" y para esto era necesario contar con un Centro Superior que formase a teólogos y filósofos que fundamentasen los dogmas impartidos desde Roma.

2. Servir al Rey, preparando a las futuras autoridades políticas del Virreinato para así garantizar el absolutismo monárquico español.

3. Permitir que "hijos de estas tierras se instruyesen y formasen sujetos aptos y suficientes para el Ministerio de Curas de Almas, sin necesitar solicitarlos de otras partes y por la facilidad que conocen el temperamento e idioma del país.

De los tres objetivos se cumplieron los dos primeros, el tercero, desde el inicio de la Universidad, eran los hijos de las personas de mayor solvencia económica de la región. Uno de los aspectos mas importantes de las Constituciones de los Obispos Castilla y Zamora como Ladrón de Guevara, fue el económico: "Los estudiantes pagarán para matricularse, graduarse y titularse", en la Constitución XL: "De propinas no se paguen".

El 14 de octubre de 1824, en la segunda visita de libertador Simón Bolívar a Huamanga, la Universidad le rindió un justo y merecido homenaje.

Desde 1825 se la denomina: Nacional y Pontificia Universidad de San Cristóbal de Huamanga, que funcionó hasta 1876 en forma ininterrumpida. Paradójicamente, por uno de sus ex-alumnos, el Presidente de la República don Andrés Avelino Cáceres.

Las razones del cierre fueron fundamentalmente; la escasez de recursos económicos, como consecuencia de la infausta Guerra del Pacífico, el número insuficiente de alumnos, la falta de catedráticos y también la existencia de la disposición legal de autoridad competente", puesto que el Reglamento General de Instrucción Pública de 1876 sólo reconocía como Universidades Menores las de Arequipa y Cusco.

Podemos decir que la Universidad de San Cristóbal de Huamanga nació en el apogeo y languideció con la decadencia de Ayacucho.

Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología

Boletín Noviembre de 1996.

regresar

Final del contenido

© Ministerio de Educación 2001 - 2017

© Ministerio de Educación 2001 - 2017
Direcciones de las Oficinas del Ministerio de Educación
Webmaster: webmaster@minedu.gob.pe
Resolución mínima 800 x 600 optimizado para la mayoría de navegadores y diferentes plataformas.

Central Telefónica: (1) 615-5800