Centro de Operaciones de Emergencia - COE


En una Escuela Segura sus miembros se organizan para gestionar los riesgos que puedan afectar la vida y la salud de la comunidad educativa, su mobiliario, material educativo e infraestructura. Además, previene y se prepara para responder a los eventos adversos y rehabilitar el servicio educativo en situaciones de emergencias o desastres, asegurando el derecho a la educación de los estudiantes.

Si tu escuela presenta alguna afectación por eventos adversos como : lluvias, inundaciones, sismos, heladas, friaje, huaycos, amenazas de origen biológico o de contaminación ambiental que condicionan la seguridad y salubridad para un Buen Inicio del Año Escolar.

Aquí podrás reportar emergencias de
Heladas y Friaje Huaycos Lluvias e Inundaciones Erupción Volcánica Sismos Tsunami
Prepárate

Identifica espacios seguros. Ubica sitios donde se podrán reconstruir las escuelas, de preferencia zonas elevadas que no hayan sido inundadas antes.

Ensaya respuestas. Que todos en el aula sepan lo que harán cuando ocurra una inundación, cómo ayudar a la recuperación de clases, por qué pasó y qué hacer para volver a estudiar.

Líderes en la prevención. Si eres director o profesor, recuerda que debes ayudar a tu comunidad escolar a estar preparada para superar la inundación y así evitar pérdida de vidas. Además, debes tener lista una currícula escolar que se pueda aplicar en una situación de emergencia.

Participa de los Simulacros. Para evitar que se dañe el material escolar realiza simulacros donde prueben ubicar rápidamente los materiales educativos. Ubica las zonas de seguridad y escape. Los sitios altos te ayudarán a protegerte de la inundación. Reconoce siempre hacia dónde dirigirte para ponerte a salvo.Mantente alerta. Si hay una lluvia torrencial podría darse una inundación o desborde de ríos cercanos a tu vivienda o escuela.

Responde

EvalĂșa la situación. Realiza la evaluación de los daños causados por la inundación y el estado de situación en que se encuentra tu institución educativa para que puedan informar a la UGEL.

Cuidado con la electricidad. No te acerques o apoyes en postes de alumbrado y mantente lejos de las instalaciones eléctricas.

No pierdas clases. Si tu colegio fue afectado y se suspenden las clases, averigua cuándo y dónde se retomarán las actividades escolares.

Todos de vuelta a clases. Si tienes hijos, no permitas que falten al colegio. Si se reinician las clases ubica a tus compañeros que aún no regresan para que se reincorporen a las aulas.

Clases para la emergencia. Con tu profesor podrás saber qué es lo que ha pasado, por qué ocurrió en tu región y cómo ayudar a tu comunidad a superar las consecuencias de la emergencia.

Rehabilita

Recupera clases. Permanece atento a los reportes de las autoridades sobre el reinicio de las clases escolares y los períodos en que recuperarán las horas perdidas.

Comparte experiencias. Fomenta el diálogo entre alumnos y profesores, para compartir experiencias sobre cómo enfrentaron la inundación, por qué ocurre este tipo de desastres o qué hacer en casos futuros.

Realiza campañas para que los niños no jueguen en el agua estancada para evitar que te den diarreas o pulmonía. Avisa a tus amigos del colegio para que también se cuiden. Esta agua no sirve para cocinar, lavar o asearte. Es muy peligrosa y puede matarte.