Centro de Operaciones de Emergencia - COE


En una Escuela Segura sus miembros se organizan para gestionar los riesgos que puedan afectar la vida y la salud de la comunidad educativa, su mobiliario, material educativo e infraestructura. Además, previene y se prepara para responder a los eventos adversos y rehabilitar el servicio educativo en situaciones de emergencias o desastres, asegurando el derecho a la educación de los estudiantes.

Si tu escuela presenta alguna afectación por eventos adversos como : lluvias, inundaciones, sismos, heladas, friaje, huaycos, amenazas de origen biológico o de contaminación ambiental que condicionan la seguridad y salubridad para un Buen Inicio del Año Escolar.

Aquí podrás reportar emergencias de
Heladas y Friaje Huaycos Lluvias e Inundaciones Erupción Volcánica Sismos Tsunami
Prepárate

Cuida las estructuras. Revisa y refuerza los techos y ventanas de las aulas. Tapa cualquier rendija que permita el ingreso de aire helado. Todos los salones deben tener puertas para proteger a los alumnos y profesores.

No pierdan clases. Motiva a tus alumnos a no perderse las clases ante la helada por períodos largos. Enséñales que un buen abrigo les permitirá el seguir estudiando. Si es necesario modifica el horario de ingreso al colegio.

Desarrolla sesiones de aprendizaje sobre heladas y friaje. Conversa con tus alumnos de las medidas de prevención para que las compartan en casa. Prepara una currícula de emergencia para tratar en clases lecciones sobre el fenómeno natural que ha ocurrido.

Prepara tu abrigo. Busca ropa abrigadora y usa varias prendas a la vez. Es importante que la cara, cabeza y pies siempre están cubiertos.

Responde

Mide tus acciones. No te expongas al aire helado o frío. Evita cambios bruscos de temperatura, pueden matarte. Trata de usar calzado que sea cerrado, como zapatos o zapatillas y usa ropa abrigadora, gruesa, para combatir la helada.

Los más afectados. Los niños y los ancianos son más débiles ante el frío. Procura que siempre están bien abrigados.

Rehabilita

Cuida las aulas. Al volver a clases verifica que tu escuela esté lista para recibir a alumnos y profesores. Que no haya ventanas sin protección o huecos en el techo que permitan el ingreso del frío.

La Educación es un derecho, no pierdas clases.